sábado, 23 de mayo de 2009

EL ESTUDIO DEL PRESENTE Y EL DIAGNÓSTICO


Hugo Zemelman, sociólogo chileno nos plantea en esta lectura la necesidad de observar nuestro presente a través de la realidad de nuestras labores educativas, con el objetivo de modificar esta realidad y observar más a detalle las problemáticas existentes.


“…para reconocer las opciones, es necesario pensar a la realidad desde la perspectiva de lo objetivamente posible”. 1


Es verdad, no podemos pensar en un cambio sino existe un análisis previo, sin embargo, debemos en pensar en todas las posibles soluciones, no sin antes fundamentar estas posibles soluciones.


“…el conocimiento del presente no puede organizarse sólo en función de las exigencias de un proyecto en particular, ya que el presente contiene muchas potencialidades que diversos sujetos sociales pueden activar”2


Cuando se requiere un cambio, no puede pensarse sólo en un fin y de manera muy particular, sino todo lo contrario, este tiene que pensarse en fin mucho más abierto, más social, esta modificación tiene que darse a través de experiencias, de ideologías, obviamente dentro del presente, un proyecto constituye un cambio social, no se debe apartar, debe ir implícita en la cultura social.


Zemelman nos habla de los criterios que son importantes para efectuar el presente: el presente intenta modificar la realidad a partir de lo posible, no se tiene que ir a las hipótesis, intenta buscar lo que permita que sea posible cualquier estructura. Le da un valor a la lógica y lo segmenta. Da la pauta a buscar las bases sólidas de la teorización y argumenta que toda realidad debe ser problematizada, para hallar el sentido práctico del análisis del mismo.


1. Hugo Zemelman. “El Estudio del Presente y el Diagnóstico”. Antología: Contexto y Valoración de la Práctica Docente. Pág. 10.
2. Idem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada